domingo, 7 de junio de 2015

Svimi

Tú,
la cuerda.
Yo,
ese funambulista
aún principiante.

Me tienes enfrascado
en una batalla
dada por perdida
contra mis miedos
y mi vértigo.

Camino lentamente,
calculando cada paso
y sin poder retroceder
o tomar aire por unos segundos
por la extrema posibilidad
de caer al vacío.

12 comentarios:

  1. Si caminas por la cuerda floja, hay que tener cuidado... espero que seas un buen funambulista :)

    ResponderEliminar
  2. Caminar despacito pensando en cada paso, para ir seguro por la vida sin perder la calma.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que bien escribes, nunca me cansaré de leerte.
    Hay batallas que nunca se ganan, otras que cuesta ganar... las dos son siempre emocionantes, igualmente
    un beso

    www.humanfilters.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Esa posibilidad de caer al vacío tiene algo que la hace irresistible...

    ResponderEliminar
  5. ¿Llevas paracaídas? Cógelo por si acaso ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito es hacer equilibrios en alguien. Y por el vacío o la caída no te preocupes. Seguro que en caso de caer aparecen unas manos que te salvan, no me cabe la menor duda (los funambulistas están en peligro de extinción, habrá que cuidar de ellos ^^)

    Un abrazo gigantesco!

    ResponderEliminar
  7. Me encantas muchísimo, señor Funambulista. Tú y tus cuerdas, colgándote de los planetas y ¡bum! Salto al vacío.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  8. Hola!! Te hemos nominado a los Premios Best Blogger, esperamos que te guste y participes.
    http://leerparasentirandia.blogspot.com.es/2015/06/premios-best-blogger.html
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Me ha recordado a esa frase que dice "Triunfan los equilibrados pero prefiero a los equilibristas." Un abrazo.

    http://elchicodelmetro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. La vida solo se vive tomando riesgos! ve a tu ritmo, pacito a paso y acabarás siendo el mejor en esa cuerda, el mejor en ella...

    saludos!

    ResponderEliminar